Técnica de Vibraciones

Técnica de Vibraciones


Consiste en un temblor de las manos sobre un punto determinado del cuerpo del paciente y se pueden realizar con el talón de la mano, con toda la mano o con los dedos según las zonas a tratar. Esta maniobra debe utilizarse durante cortos periodos de tiempo. Las diferentes maniobras que empleamos en el masaje, la efectuaremos en lo posible siguiendo la dirección de los tejidos, las fibras musculares y la circulación venosa hacia el corazón, es decir hacia arriba.

Las técnicas de masaje vibratorio requieren de un entrenamiento y una cierta pericia manual, pues solo de esta manera el terapeuta consigue una frecuencia suficiente sin llegar a agotarse rápidamente.

Empleo

  • Se coloca una mano sobre la zona a efectuar la técnica aplicando una ligera presión.
  • Se comienza a mover la mano adelante y atrás activando los músculos.
  • Se aumenta gradualmente la velocidad del movimiento de delante hacia atrás, asegurándonos que la parte superior de nuestro brazo permanezca relajada.
  • Comenzamos a reducir el movimiento hasta que la mano deja de moverse sobre la zona, pero sigue temblando con intensidad.



Acción fisiológica

  • Permite un mejor reflujo sanguíneo y linfático, también una distribución equilibrada del líquido entre los tejidos.
  • Actúa como calmante en el sistema nervioso central.
  • Mejora la nutrición y se acelera los periodos de formación de callo o sea en caso de fracturas.
  • Disminuye la fatiga y acelera los procesos de recuperación de los tejidos.

Comentarios cerrados.